La tasa de paro entre los graduados de FP es tres veces menor que la del resto de jóvenes

La tasa de paro entre los graduados de Formación Profesional es tres veces menor que la del resto de jóvenes menores de 24 años y el volumen de contratos indefinidos es más alto. Los ámbitos donde es más fácil encontrar empleo es en la industria y en el sector de las energías renovables. Así lo muestra el estudio Inserción laboral de las enseñanzas profesionales 2022, elaborado por el Departamento de Educación y el Consejo General de Cámaras de Comercio de Cataluña y realizado a 33.724 alumnos que finalizaron los estudios de Formación Profesional (un 55,7% del total), y que fueron entrevistados durante el primer trimestre, para valorar su situación laboral o académica después de seis meses de haber acabado estos estudios.

El índice de paro entre los graduados en FP ha aumentado estos tres últimos años que han estado marcados por la pandemia, pasando del 8% de 2019 al pico de 15,8% en FP media y 11,8% en superior en hasta ahora. Pero estos índices han descendido hasta los 13,3% y 11,2% respectivamente, siguiendo la tendencia contraria que ha vivido la tasa de paro juvenil, que no ha parado de subir desde y que actualmente se sitúa en el 42,26%, el triple que el de los graduados.

En la misma línea, la pandemia también ha marcado la inserción laboral de estos jóvenes. El índice de graduados este último curso que ya ha encontrado trabajo se sitúa casi en los niveles prepandémicos, tras el brusco descenso que sufrió la promoción de estudiantes que finalizó en 2020. En concreto, en el caso del grado medio un 39% han encontrado trabajo, un porcentaje que el pasado año fue del 33,7%, pero 42,6% dos años atrás. En la FP superior, un 64,4% de graduados están trabajando, cuando el año pasado fue un 56,4% y dos años atrás, 63,9%.

Las cifras siguen mostrando que cuando más elevado es el nivel de estudios, más fácilmente se halla empleo. Así, las series estadísticas muestran que este índice de inserción laboral es alrededor de 20 puntos mayor en los graduados de la FP superior que en la FP de grado medio.

Respecto a la FP dual, la inserción laboral de los graduados en esta modalidad que los estudios con prácticas en empresas es un 10% superior al del resto de titulados en FP. En detalle, los alumnos que han finalizado un grado medio dual y han logrado trabajo es del 43% (respecto al 39% de la convencional), mientras que en la superior dual se dispara hasta el 71% (64% en la no dual). Actualmente los estudios de FP dual se imparten en 336 centros y cuenta con 11.288 alumnos.

Si se miran los resultados por ámbito profesional, los estudios de FP media en que los alumnos encuentran trabajo más rápido son las industrias extractivas, con un 80% de graduados empleados (aunque esta titulación presenta la peculiaridad que solo se imparte en dos institutos catalanes), seguidos de Energía y agua (56%) y Seguridad y medio ambiente (56%). Por la cola, los ámbitos con menos inserción laboral, rozando el 20%, son Informática y comunicaciones, Imagen y sonido y Actividades físicas y deportivas. En la FP superior encabeza la lista Instalación y mantenimiento(83%), Industrias alimentarias (81%) y Madera, mueble y corcho (80%), mientras que la cierra Imagen y sonido (30%).

El hecho de hacer prácticas en la empresa es la vía más habitual para que los alumnos encuentren trabajo -es el caso de uno de cada cuatro graduados- seguido de cerca del hecho de lograrlo a través de un amigo o familiar, mientras en tercer lugar se sitúa el envío del currículum a la empresa.

Se mantiene la brecha de género

Estudiar FP también se traduce en más estabilidad laboral: el 51% de contratos firmados por los graduados en FP superior son indefinidos -el 41% en la FP media-, muy por encima del 10% que lograron en total los jóvenes de hasta 24 años.

El elemento negativo lo marca la brecha de género. El informe muestra que, más de la mitad de las mujeres -entre el 53 y el 65%, según el nivel de estudios- perciben los sueldos más bajos (hasta 1.200 euros) y solo el 11% logran cobrar más de 1.500 euros. En los hombres, los que perciben salarios inferiores baja hasta la horquilla del 39 al 56%, mientras que con las nóminas altas son el doble que las mujeres.

Por otro lado, también hay quien opta por seguir estudiando. En este caso, los niveles se han mantenido relativamente estables durante estos últimos años, y con esta última promoción se han fijado en el 66% en el caso de la FP media y un 43% en la superior.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *